11 de junio de 2009

Consejos para las tejedoras

Seguramente te ha pasado alguna vez: estuviste tejiendo al crochet durante horas, porque estabas entusiasmada con el trabajo o porque lo querías terminar para el día siguiente.

¿Y qué pasó? Después te dolían las manos y las muñecas.

Una costumbre muy efectiva es estirar tus manos antes, durante y después de tejer.

1. Extendé tu brazo izquierdo (sin estirarlo demasiado), con la palma hacia arriba. Con la mano derecha y empujá suavemente la mano izquierda hacia abajo. Mantené la presión unos segundos.

2. Extendé el brazo izquierdo con la palma hacia abajo. Con la mano derecha empujá la palma para arriba y sostenela así unos segundos.


Repetí estos pasos con tu mano derecha.

Solo te llevará unos minutos y aliviarás la tensión de las muñecas y los brazos.

Otros consejos para tener en cuenta cuando tejemos mucho:
Hacé una pausa cada 20 minutos, parate y caminá un poco.
Mantené una buena postura mientras tejés, que tu espalda se mantenga derecha.

Así como cuidamos las agujas y los materiales con los que trabajamos, no olvidemos que la principal herramienta son nuestras manos.
Y si tenés dolores muy fuertes, no lo dudes, consultá al médico.

Tomado de Craft Stylish.


3 comentarios:

ana cecilia
dijo...

Gracias por los consejos, los voy a poner en práctica.
Saludos.

Morocha
dijo...

Qué bien! Gracias ! Es cierto que cuando una se enloquece tejiendo no se preocupa por la postura. Gracias por los consejos, los voy a aplicar.
Saludos
Silvana
Morocha

Rocio
dijo...

hola!! vos sabes que mas alla de acalmbrarme toda cuando empece a tejer mi colcha de grannys me salieron ampollas!!!! jejej un desastre!! esque de casi no tejer a tejer tooooodo el dia!! me mate sola!
un beso
la chio

m
m
m
m

The Beatles Official Widget